¿A quién llama el Papa Francisco sarmientos hipócritas?

VATICANO, 05 May. 15 / 05:21 am (ACI/EWTN Noticias).-

“¿Yo permanezco en Jesús o estoy lejos de Jesús?”, preguntó el Papa Francisco este domingo durante la Eucaristía celebrada en Ostia (Italia), donde exhortó a los fieles a ser sarmientos unidos a la vid, que es Jesús, para actuar como lo hace el Señor y no ser como los “sarmientos hipócritas”, que ponen “cara de estampita” en la Misa, pero luego viven como si fuesen paganos.

El Pontífice celebró la Eucaristía en la parroquia Santa María Regina Pacis luego de encontrarse durante unos minutos con algunos jóvenes, enfermos y ancianos. En la homilía, Francisco comentó el Evangelio del día sobre la Última Cena y explicó que “la vida cristiana es precisamente este permanecer en Jesús. Este permanecer en Jesús”.

“Esta es la vida cristiana: permanecer en Jesús. Y Jesús, para explicarnos bien qué quiere decir con esto, utiliza esta preciosa figura de la vida: ‘Yo soy la vid verdadera, ustedes los sarmientos’. Y cada sarmiento que no está unido a la vid termina muriendo, no da fruto; y después lo echan fuera, para hacer el fuego”. Al contrario, los que son útiles “se desarrollan, crecen y dan frutos”, indicó.

En ese sentido, explicó que “permanecer en Jesús significa estar unido a Él para recibir la vida de Él, el amor de Él, el Espíritu Santo de Él”.

“Él siempre tiene cuidado de nosotros”, dijo el Papa. Sin embargo, señaló que si nosotros “nos cansamos, no permanecemos en Jesús, como los sarmientos con la vid, el Señor viene, nos poda un poco, para que podamos dar más fruto”.

Explicó también que permanecer en Él significa recibir la vida de Él, así como “también el perdón, también la poda, pero recibirla de Él”.

Sobre lo mismo añadió que “significa buscar a Jesús, orar, la oración” y “acercarse a los sacramentos: la Eucaristía, la Reconciliación”.

Pero señaló que “esto es lo más difícil” porque “significa hacer lo que ha hecho Jesús, tener la misma actitud de Jesús”. Sin embargo, “cuando hablamos mal de los otros, por ejemplo, o cuando cuchicheamos, no permanecemos en Jesús. Jesús nunca ha hecho esto”.

Continuó recordando que permanecer en Jesús “es hacer las mismas cosas que hacía Él: hacer el bien, ayudar a los otros, orar al Padre, curar a los enfermos, ayudar a los pobres, tener la alegría del Espíritu Santo”.

“Una buena pregunta para nosotros los cristianos sería: ¿Yo permanezco en Jesús o estoy lejos de Jesús?, ¿Estoy unido a la vid que me da vida o soy un sarmiento muerto, que es incapaz de dar fruto, dar testimonio? Y hay también otros sarmientos, de los que Jesús no habla aquí, pero habla en otro lugar: aquellos que se hacen ver como discípulos de Jesús pero hacen lo contrario de un discípulo de Jesús, y son los sarmientos hipócritas”, señaló.

Francisco advirtió que “quizás van todos los domingos a Misa, quizás ponen cara de estampita, todos piadosos, pero después viven como si fuesen paganos. Y a estos Jesús, en el Evangelio, los llama hipócritas”.

Y “Él nos da la fuerza, y si tropezamos en pecados –todos somos pecadores- Él nos perdona, porque Él es misericordioso”.

El Papa explicó que Dios quiere sobre todo dos cosas: “que permanezcamos en Él y que no seamos hipócritas”. Y “con esto la vida cristiana va adelante”.

La última parte la dedicó a hablar de la oración y destacó cómo “si nuestra plegaria es débil –si no es hecha realmente en Jesús– la oración no da sus frutos, porque el sarmiento no está unido a la vid. Pero si el sarmiento está unido a la vid, es decir, ‘si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, se les será dado’”.

 

Related posts

*

Top