Meditación Del Dia articles

Alababa a Dios y hablaba del Niño a todos

Alababa a Dios y hablaba del Niño a todos

Hoy, José y María acaban de celebrar el rito de la presentación del primogénito, Jesús, en el Templo de Jerusalén. María y José no se ahorran nada para cumplir con detalle todo lo que la Ley prescribe, porque cumplir aquello que Dios quiere es signo de fidelidad, de amor a Dios. Desde que su hijo

Se levantó, tomó de noche al Niño y a su madre, y se retiró a Egipto

Hoy celebramos la fiesta de los Santos Inocentes, mártires. Metidos en las celebraciones de Navidad, no podemos ignorar el mensaje que la liturgia nos quiere transmitir para definir, todavía más, la Buena Nueva del nacimiento de Jesús, con dos acentos bien claros. En primer lugar, la predisposición de san José en el designio salvador de

Vio sus signos y creyó

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio El Evangelio que hoy meditamos pareciera estar fuera de lugar, estamos en la celebración de la octava de navidad y la liturgia nos propone un evangelio sobre la resurrección. Hoy la Iglesia nos pone como ejemplo de santidad a san Juan evangelista. Juan era joven inquieto,

La Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros

Hoy, con la sencillez de niños, consideramos el gran misterio de nuestra fe. El nacimiento de Jesús señala la llegada de la “plenitud de los tiempos”. Desde el pecado de nuestros primeros padres, el linaje humano se había apartado del Creador. Pero Dios, compadecido de nuestra triste situación, envió a su Hijo eterno, nacido de

Vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús

Hoy, el Evangelio tiene el tono de un cuento popular. Las rondallas empiezan así: «Había una vez…», se presentan los personajes, la época, el lugar y el tema. Ésta llegará al punto álgido con el nudo de la narración; finalmente, hay el desenlace. San Lucas, de modo semejante, nos cuenta, con tono popular y asequible,

¿Qué será este niño?’. Porque, en efecto, la mano del Señor estaba con él

Hoy, en la primera lectura leemos: «Esto dice el Señor: ‘Yo envío mi mensajero para que prepare el camino delante de Mí’» (Mal 3,1). La profecía de Malaquías se cumple en Juan Bautista. Es uno de los personajes principales de la liturgia de Adviento, que nos invita a prepararnos con oración y penitencia para la

Top