Feria

9 de julio de 2018

Día Anterior                                                                                                            Día Siguiente

Color: Verde

Santos:

  • Beata María de Jesús Crucificado Petkovic
  • San Nicolas Pieck y Compañeros, Mártires
  • Santa Paulina Do Coração Agonizante de Jesús

Lecturas del día:

  • Primera lectura

    Oseas 2:16-18, 21-22
    16 Por eso yo voy a seducirla; la llevaré al desierto y hablaré a su corazón.
    17 Allí le daré sus viñas, el valle de Akor lo haré puerta de esperanza; y ella responderá allí como en los días de su juventud, como el día en que subía del país de Egipto.
    18 Y sucederá aquel día – oráculo de Yahveh – que ella me llamará: «Marido mío», y no me llamará más: «Baal mío.»
    21 Yo te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia y en derecho en amor y en compasión,
    22 te desposaré conmigo en fidelidad, y tú conocerás a Yahveh.

  • Salmo responsorial

    Salmo 145:2-9
    2 todos los días te bendeciré, por siempre jamás alabaré tu nombre;
    3 grande es Yahveh y muy digno de alabanza, insondable su grandeza.
    4 Una edad a otra encomiará tus obras, pregonará tus proezas.
    5 El esplendor, la gloria de tu majestad, el relato de tus maravillas, yo recitaré.
    6 Del poder de tus portentos se hablará, y yo tus grandezas contaré;
    7 se hará memoria de tu inmensa bondad, se aclamará tu justicia.
    8 Clemente y compasivo es Yahveh, tardo a la cólera y grande en amor;
    9 bueno es Yahveh para con todos, y sus ternuras sobre todas sus obras.

  • Evangelio

    Mateo 9:18-26
    18 Así les estaba hablando, cuando se acercó un magistrado y se postró ante él diciendo: «Mi hija acaba de morir, pero ven, impón tu mano sobre ella y vivirá.»
    19 Jesús se levantó y le siguió junto con sus discípulos.
    20 En esto, una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años se acercó por detrás y tocó la orla de su manto.
    21 Pues se decía para sí: «Con sólo tocar su manto, me salvaré.»
    22 Jesús se volvió, y al verla le dijo: «¡Animo!, hija, tu fe te ha salvado.» Y se salvó la mujer desde aquel momento.
    23 Al llegar Jesús a casa del magistrado y ver a los flautistas y la gente alborotando,
    24 decía: «¡Retiraos! La muchacha no ha muerto; está dormida.» Y se burlaban de él.
    25 Mas, echada fuera la gente, entró él, la tomó de la mano, y la muchacha se levantó.
    26 Y la noticia del suceso se divulgó por toda aquella comarca.

Día Anterior                                                                                                            Día Siguiente

Top

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://radiopentecostesrd.com/feria-32">
Twitter
YouTube