La brújula que debe orientarte: el amor.

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio

El Evangelio del día te invita a reconocer la grandeza de Dios ante tu realidad.Es interesante ver cómo en este coloquio el centurión llama Señor (latín: Domine;Griego: κ?ριε – Kyrie) a Jesús y le pide por su hijo (vulgata Clementina: puermeus) y, a pesar de recibirla respuesta de Jesús de que irá a su casa para sanarlo, reconoce su pequeñez e indignidad.En la cultura romana. y también en la judía. la jerarquía se respetaba, fuese ésta política-económica o por edad; por eso dice: No soy digno y añade: yo que soy subalterno (estoy bajo la autoridad de otro) tengo siervos al que digo ve y va al otro viene y llega.Con estas palabras le dice a Jesús que Él lo puede todo, basta con que lo mande; en cierto sentido reconoce la divinidad, su divinidad, razón por la que Jesús dice que no ha encontrado una fe como la de él.

Jesús a ti te dice que irá a tu casa, que quiere entrar a tu corazón aunque seas el más pequeño o que no ostentes cargos de relevancia, pero debes de reconocer que hay otros que pueden ser personas con más autoridad que tú, como tus papás o superiores en tu centro de trabajo, incluso las autoridades de tu país – legítimamente electas, no designadas mediante fraude o a la fuerza – y si tú eres quien posee autoridad como el centurión, sal al encuentro de quien te necesita y otórgale aquello que está en tus manos dar.

Recuerda que todos estamos bajo el mandato del Amor.El Amor es infinito y debemos amar, ésta es la brújula que debe orientarte, pues Jesús sale al encuentro de quienes le necesitamos porque nos -te- ama, y el centurión salió en busca de Jesús porque también amaba a su hijo.

Que san José y la santísima Virgen María te guíen por el camino del amor, para que te reconozcas amado y aprendas a amar, Dios te bendiga.

Somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón. Precisamente pensando en el valor salvador de esa Sangre, san Ambrosio exclama: “Yo que peco siempre, debo siempre disponer de la medicina”. En esta fe, también nosotros queremos la mirada al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo y lo invocamos: “oh, Señor, no soy digno de que entres en mi casa: pero una palabra bastará para sanarme”. Esto lo decimos en cada Misa.
(Audiencia, S.S. Francisco, 21 de marzo de 2018).

Diálogo con Cristo

Ésta es la parte más importante de tu oración, disponte a platicar con mucho amor con Aquel que te ama.

Propósito

Proponte uno personal. El que más amor implique en respuesta al Amado… o, si crees que es lo que Dios te pide, vive lo que se te sugiere a continuación.

Hoy estaré atento para descubrir las necesidades de alguna persona y haré lo que se necesario para ayudarla.

Despedida

Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios, a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

¡Cristo, Rey nuestro!
¡Venga tu Reino!

Virgen prudentísima, María, Madre de la Iglesia.
Ruega por nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

Related posts

*

Top

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://radiopentecostesrd.com/la-brujula-que-debe-orientarte-el-amor">
Twitter
YouTube