La Iglesia reconoce el martirio de un sacerdote asesinado por los nazis en Dachau

 

El Santo Padre firmó el decreto por el que el P. Henkes será proclamado beato el viernes 21 de diciembre durante la audiencia que concedió al Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos.

Richard Henkes destacó por su oposición y condena del nazismo en la Alemania de los años 30 y 40 del siglo XX. De hecho, fue uno de los sacerdotes alemanes que con más fuerza se expresó en contra de las acciones del régimen nazi.

Sus valientes predicaciones lo pusieron en la diana de las SS nazis, que lo detuvieron en 1938, aunque posteriormente fue liberado. En 1943 volvió a ser detenido y, esta vez, lo enviaren al campo de concentración e Dachau, donde conoció al futuro Cardenal Josef Beran, también prisionero en Dachau

El Papa Francisco reconoció el martirio del Siervo de Dios Richard Henkes, sacerdote de la Sociedad del Apostolado Católico, nacido en Ruppach, Alemania, el 26 de mayo de 1900 y asesinado por los nazis en el campo de concentración alemán de Dachau el 22 de febrero de 1945.

El Santo Padre firmó el decreto por el que el P. Henkes será proclamado beato el viernes 21 de diciembre durante la audiencia que concedió al Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos.

Richard Henkes destacó por su oposición y condena del nazismo en la Alemania de los años 30 y 40 del siglo XX. De hecho, fue uno de los sacerdotes alemanes que con más fuerza se expresó en contra de las acciones del régimen nazi.

Sus valientes predicaciones lo pusieron en la diana de las SS nazis, que lo detuvieron en 1938, aunque posteriormente fue liberado. En 1943 volvió a ser detenido y, esta vez, lo enviaren al campo de concentración e Dachau, donde conoció al futuro Cardenal Josef Beran, también prisionero en Dachau.

El P. Henkes murió mártir en el campo de concentración y su proceso de beatificación comenzó poco después. Después de un largo período de tiempo paralizada, la causa se reanudó en el año 2000, y en 2002 fue proclamado Siervo de Dios. Ahora, con el reconocimiento de su martirio, será proclamado beato.

Además, el Pontífice firmó otros 11 decretos en los que se reconocen las virtudes heroicas de los siguientes Siervos de Dios:

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Jan Pietraszko, Obispo titular de Torreblanda, Túnez, y Obispo Auxiliar de Cracovia, Polonia. Nacido en Buczkowice, Polonia, el 7 de agosto de 1911 y fallecido en Cracovia el 2 de marzo de 1988.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Giuseppe Codicè, Sacerdote diocesano, Fundador de la Unión Pía de las Hermanas de la Visitación de la Virgen Inmaculada; nacido en Budrio, Italia, el 3 de marzo de 1838 y fallecido en Vedrana, Italia, el 21 de enero de 1915.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Augustine John Ukken, sacerdote Siro-Malabarese, Fundador de la Congregación de las Hermanas de la Caridad, nacido en Parappur, India, el 19 de diciembre de 1880 y muerto en Chowannur, India, el 13 de octubre de 1956.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Doroteo Hernández Vera, Sacerdote diocesano, fundador del Instituto Escolar Cruzada Evangélica, nacido en Matute de Almázan, España, el 28 de marzo de 1901 y muerto en Madrid, España, el 6 de noviembre de 1991.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Melchiorre Fordon, Sacerdote de la Orden de Hermanos Menores Conventuales, nacido en Grodno, actual Bielorrusia, el 5 de agosto de 1862 y fallecido en dicha localidad el 27 de febrero de 1927.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Girolamo Maria Biasi, Sacerdote de la Orden de Hermanos Menores Conventuales nacido en Sfruz, Italia, el 7 de diciembre de 1897, y fallecido en Camposampiero, también Italia.

El Papa Francisco reconoció el martirio del Siervo de Dios Richard Henkes, sacerdote de la Sociedad del Apostolado Católico, nacido en Ruppach, Alemania, el 26 de mayo de 1900 y asesinado por los nazis en el campo de concentración alemán de Dachau el 22 de febrero de 1945.

El Santo Padre firmó el decreto por el que el P. Henkes será proclamado beato el viernes 21 de diciembre durante la audiencia que concedió al Cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos.

Richard Henkes destacó por su oposición y condena del nazismo en la Alemania de los años 30 y 40 del siglo XX. De hecho, fue uno de los sacerdotes alemanes que con más fuerza se expresó en contra de las acciones del régimen nazi.

Sus valientes predicaciones lo pusieron en la diana de las SS nazis, que lo detuvieron en 1938, aunque posteriormente fue liberado. En 1943 volvió a ser detenido y, esta vez, lo enviaren al campo de concentración e Dachau, donde conoció al futuro Cardenal Josef Beran, también prisionero en Dachau.

El P. Henkes murió mártir en el campo de concentración y su proceso de beatificación comenzó poco después. Después de un largo período de tiempo paralizada, la causa se reanudó en el año 2000, y en 2002 fue proclamado Siervo de Dios. Ahora, con el reconocimiento de su martirio, será proclamado beato.

Además, el Pontífice firmó otros 11 decretos en los que se reconocen las virtudes heroicas de los siguientes Siervos de Dios:

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Jan Pietraszko, Obispo titular de Torreblanda, Túnez, y Obispo Auxiliar de Cracovia, Polonia. Nacido en Buczkowice, Polonia, el 7 de agosto de 1911 y fallecido en Cracovia el 2 de marzo de 1988.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Giuseppe Codicè, Sacerdote diocesano, Fundador de la Unión Pía de las Hermanas de la Visitación de la Virgen Inmaculada; nacido en Budrio, Italia, el 3 de marzo de 1838 y fallecido en Vedrana, Italia, el 21 de enero de 1915.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Augustine John Ukken, sacerdote Siro-Malabarese, Fundador de la Congregación de las Hermanas de la Caridad, nacido en Parappur, India, el 19 de diciembre de 1880 y muerto en Chowannur, India, el 13 de octubre de 1956.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Doroteo Hernández Vera, Sacerdote diocesano, fundador del Instituto Escolar Cruzada Evangélica, nacido en Matute de Almázan, España, el 28 de marzo de 1901 y muerto en Madrid, España, el 6 de noviembre de 1991.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Melchiorre Fordon, Sacerdote de la Orden de Hermanos Menores Conventuales, nacido en Grodno, actual Bielorrusia, el 5 de agosto de 1862 y fallecido en dicha localidad el 27 de febrero de 1927.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Girolamo Maria Biasi, Sacerdote de la Orden de Hermanos Menores Conventuales nacido en Sfruz, Italia, el 7 de diciembre de 1897, y fallecido en Camposampiero, también Italia, el 20 de junio de 1929.

Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Antonietta Giugliano, Fundadora de la Congregación de las Pobres Servidoras de Cristo Rey, nacida en Nueva York, Estados Unidos, el 11 de julio de 1909 y muerta en Portici, Italia, el 8 de junio de 1960.

Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Leonarda de Jesús Crucificado, cuyo nombre anterior a profesar sus votos era Angela María Boidi, Monja profesa de la Congregación de las Hermanas de la Pasión de Jesucristo, nacida en Quargnento, Italia, el 10 de julio de 1908 y fallecida en Alessandria, Italia, el 22 de octubre de 1953.

Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Ambrogina di San Carlo, antes de la profesión de votos, Filomena D’Urso, religiosa de la Congregación del Patrocinio de San José, nacida en Maranola, Italia, el 1 de enero de 1909, y muerta en Florencia el 26 de marzo de 1954.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Carlo Tancredi Falleti Di Barolo, laico cofundador de la Congregación de las Hermanas de Santa Ana, nacido en Turín, Italia, el 22 de octubre de 1782 y muerto en Chiari, Italia, el 4 de septiembre de 1838.

Related posts

*

Top

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://radiopentecostesrd.com/la-iglesia-reconoce-el-martirio-de-un-sacerdote-asesinado-por-los-nazis-en-dachau">
Twitter
YouTube