Lecturas de hoy Martes de la 11ª semana del Tiempo Ordinario

El Arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Mons. Rogelio Cabrera López, calificó como un “signo de esperanza” la reanudación del culto público en esa arquidiócesis desde el 20 de junio.

En su mensaje dominical del 14 de junio, Mons. Cabrera López señaló que “estamos a unos cuantos días de comenzar una nueva etapa de nuestro retorno gradual a las celebraciones litúrgicas. Es un signo de esperanza, pero también de preocupación y de cuidado, porque tenemos que observar muchas medidas para que todo lo que hagamos del domingo próximo en adelante sea para bien de nuestras almas y también para bien de nuestro cuerpo”.

“Sigamos unidos en la fe y no nos desesperemos”, alentó.

A inicios de mes, Mons. Cabrera López anunció la reanudación de la celebración de la Misa con fieles en Monterrey desde el 20 de junio, aplicando un protocolo de prevención de contagios como no superar el 10% de la capacidad de los templos, sin exceder el cupo de 100 personas.

La celebración de la Misa con fieles fue suspendida el 16 de marzo para prevenir los contagios de coronavirus COVID-19.

En su mensaje dominical, el Arzobispo de Monterrey invitó “a los hermanos mayores, a aquellos que por alguna razón tienen inconvenientes en su salud, a que ofrezcan sus oraciones desde sus hogares”.

“Si bien en esta primera etapa les he pedido no participar en la Misa, porque debemos cuidar su salud, sí podrán estar unidos como lo han estado siempre a través de las redes sociales y los medios de comunicación”.

Además, anunció que “cada parroquia, de modo creativo e inteligente, buscará la manera de que les llegue la Sagrada Comunión a sus hogares”.

Mons. Cabrera López indicó que “he escuchado el sentir de muchos de ustedes y agradezco sus comentarios”, y subrayó que para él “es de suma importancia el procurar siempre el cuidado de todos, particularmente de los sectores de la población que tienen mayor riesgo en su salud”.

El Prelado mexicano pidió a los fieles asumir “con docilidad y con paciencia las indicaciones que se darán en cada parroquia”, al tiempo que recordó que “la Iglesia no tiene aduanas, la Iglesia no va a pedir el IFE (N.d.R.: referencia al actual Instituto Nacional Electoral, antes Instituto Federal Electoral, que emite la credencial para votar, usada en México como documento de identidad) para ver la edad de nadie, es siempre en suma libertad y con mucha responsabilidad”.

“Espero que los que estén en las puertas revisando lo hagan con caridad y con mucho respeto”, añadió.

Related posts

*

Top