Meditación del Dia

Mensaje Bíblico

No tengo a nadie

Obispo Jose Grullon Estrella

Evangelio de san Juan 5,1-3 ,5-16

Esto lo dice un hombre que tenía 38 años paralitico (tullido) y siempre iba a la piscina de betesta donde hay una tradición que viene un ángel y mueve las aguas de la piscina y el primero que entra queda sano, Dios  siempre tiene sus iniciativas para ir sanando a la gente, la gente con fe espera en esa piscina a que el ángel mueva las aguas para entrarse y el primero  que se meta queda sano. Este hombre tenía 38 años tullido asistiendo a la piscina pero nadie se fijaba en él, habían muchos judíos que iban siempre al templo y a esa piscina pero los judios nunca vieron aquel tullido que llevaba 38 años postrado, pero cuando pasa Jesus el si se fija en aquel tullido porque jesus si sabia lo que este hombre estaba pasando y Jesus le pregunta ¿quieres quedar sano? Imagínense ¿Qué dijo este hombre? Señor no tengo a nadie que me eche a la piscina cuando viene el ángel y remueve el agua, no tengo a nadie, Jesus le dice: levántate, toma tu camilla y échate a andar y el hombre se levantó teniendo 38 años tullido , se levantó, tomo su camilla y comenzó a andar. Jesus es muchas más que ese ángel que movía las aguas en esa piscina, Jesus es el hijo de Dios que cuando dice: levántate, las personas quedan sanos sin importar el tiempo de su enfermedad, no tiene que hacer ejercicio de terapia para sanarse y comenzar a andar, Jesus es quien hace la terapia y la sanación, ese es Jesus el que se fija en el que sufre, pero cuando este hombre con su camilla cuesta arriba feliz y dando gloria a Dios los judíos lo miraron porque era sábado  y le dicen: tú no puedes andar con la camilla porque hoy es sábado , hoy los judíos si se fijan en este hombre que llevaba tanto tiempo ausente para ellos, ellos nunca se fijaron en su dolor, en su sufrimiento,  en su agobio de día  tras día. Qué mundo tan diferente el de Jesus y el de los judíos, Jesus se fija en el corazón de todos sus hijos, hoy día también está  pasando esto, cuantas personas dicen: no tengo a nadie y   no nos fijamos en los que sufren, en los que tienen tantos años saliendo en animalitos de sus comunidades, pasando tanto trabajo con la madre que se les enferma, la mujer que va a dar a luz, con aquel que se enferma y hay que sacarlo de emergencia y nadie se fija en ellos, en su dolor, en su preocupación. Son de comunidades lejanas y no tienen acceso a nada y dicen: no tengo a nadie. También en nuestros barrios hay personas que pasan hambre, que sufren mucho, que no tiene la medicina y también dicen: no tengo a nadie, este es el grito de tantas personas en especial de los pobres. Jesus y todo el que es amigo de jesus  tiene que salir a buscar a esas personas, a hacerle compañía, a ayudarlo, a hablar con ellos , a darle consuelo y a cambiar su vida porque todo se puede en el nombre de Jesus.

Jesus estará pasando por tu hogar, por tu corazón, por tu situación de pareja, por tu enfermedad o la de un ser querido, solo llámalo porque él te responderá y  te sanara,  hazlo con fe y las montañas se moverán en el nombre de Jesus…..

Mensaje Bíblico

No tengo a nadie

Tú eres Jesus, tú eres alguien que puede dar esperanza  a muchos. Salgamos al encuentro de  tantas  personas que están en camillas, postrados ante la muerte de un ser querido, ante el desánimo,  la depresión, la falta de amor y cariño, recuerda que hemos dicho que es hora de dar la mano.

 

*

Top