México: Obispo recuerda a los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos hace un año

MÉXICO DF, 26 Sep. 15 / 03:15 am (ACI).-

El 26 de septiembre se cumple un año de la tragedia en Iguala, en la que 43 jóvenes estudiantes de Ayotzinapa fueron desaparecidos y probablemente asesinados en extrañas circunstancias.

Al respecto, el Obispo de Chilpancingo-Chilapa, Mons. Salvador Rangel Mendoza, señaló en un mensaje difundido por la Conferencia del Episcopado Mexicano que “nos duele el sufrimiento, la rabia, la desesperación y la desconfianza de los familiares de estos 43 jóvenes, y de las familias de los miles de desaparecidos en todo el país”.

“Ante esta dramática situación no bastan discursos; se requiere un cabal esfuerzo de las autoridades responsables para esclarecer los hechos y llegar junto con la sociedad, empezando por las familias de todos los desaparecidos, a la verdad sin adjetivos”.

El Obispo asimismo puntualizó que el sufrimiento de los familiares de los desaparecidos no debe ser usado por personas y grupos con intereses particulares y políticos.

De igual manera planteó ahondar en las causas que han originado estos lamentables y reprobables acontecimientos y que tienen su raíz de fondo en el olvido de la dignidad y derechos de cada persona.

“Con esta convicción, me permito recomendar a todos dos cosas: oración y trabajo. Pidamos a Dios el don de la paz y trabajemos por ella mediante actos concretos en favor del diálogo, la verdad, la justicia, la reconciliación y el respeto a la vida, dignidad y derechos de todos. Cada uno podemos y debemos poner nuestro granito de arena”.

Mons. Rangel enfatizó que la violencia no es el camino para la justicia, sino que al contrario, aumenta la injusticia y el dolor y exhortó: “no demos cabida al desorden y a la anarquía ¡Unámonos como sociedad! En el Estado de Guerrero existe gente buena y positiva ¡Construyamos juntos la paz! Que Santa María de Guadalupe interceda por nosotros para que tengamos la sabiduría y valentía de asumir este compromiso”.

El Papa Francisco en octubre de 2014 también se pronunció sobre este lamentable hecho y pidió oraciones por el pueblo mexicano “que sufre por la desaparición de sus estudiantes, y por tantos problemas parecidos”, enfatizó.

Los jóvenes tenían entre 18 y 23 años y eran estudiantes de una escuela rural para maestros de primaria. Desaparecieron luego de un ataque de policías ordenado por el entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, hoy preso, que dejó seis muertos y 25 heridos.

Las investigaciones de la Fiscalía nacional señalan que los 43 jóvenes fueron detenidos y entregados al cártel Guerreros Unidos, que presuntamente los habría asesinado.

Related posts

*

Top