Padres Sinodales peregrinan a San Pedro y hacen la profesión de fe con el Papa

Esta mañana los Padres Sinodales que participan en el Sínodo de los Jóvenes peregrinaron hasta la tumba de San Pedro e hicieron la profesión de fe ante la tumba del primer Papa.

Los obispos y cientos de jóvenes recorrieron una parte de la llamada “Vía Francígena” (El camino que viene de Francia), una ruta de peregrinación que comienza en la Catedral de Canterbury en Inglaterra, pasando por Francia y Suiza, hasta la Basílica de San Pedro en Roma, y que sigue luego hasta Jerusalén.

Los prelados y los jóvenes recorrieron el último tramo de la etapa 45, desde el Monte Mario hasta la Basílica Vaticana en Roma, donde fueron recibidos por el Papa Francisco.

Durante la peregrinación, todos rezaron el Rosario y las dos plegarias propuestas por el Pontífice para defender a la Iglesia ante los ataques del demonio: la oración Sub tuum presídium (Bajo tu amparo), dirigida a la Virgen María; y la oración a San Miguel Arcángel del Papa León XIII.

Al final de la peregrinación promovida por el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, presidido por el Arzobispo Rino Fisichella, el Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo de los Obispos, presidió una Misa en la que el Papa dirigió la profesión de fe con todos los presentes en la forma de preguntas y respuestas con el contenido de la oración del Credo.

“Hoy deseamos acoger el sentido de esta peregrinación. Estamos celebrando juntos con Pedro el Sínodo de los Jóvenes, hemos profesado nuestra fe y ahora queremos acoger el significado de Pedro. De su vida y vocación. Aquí todo habla de Pedro y pedro nos muestra cómo vivir como cristianos”, dijo Mons. Fisichella en su homilía.

El Arzobispo recordó luego el Evangelio de San Lucas que relata que San Pedro se sorprendió cuando el Señor lo llamó cuando no había pescado nada.

“Pedro no conocía Jesús pero estaba fascinado, ¿cómo podía decirle a un pescador de profesión qué cosa hacer? Pedro estaba cansado y desilusionado (…) pero confió en Él. La confianza que puso en Jesús sin conocerlo. De allí la primera enseñanza: sin mí no pueden hacer nada. Pedro lentamente comprende que necesita la gracia de Dios porque sin Él no podemos hacer nada”.

“Apenas Pedro vio que confiar en Jesús da fruto, tomó consciencia de quien es Jesús. Y Jesús no deja a Pedro pecador, le dice que no tema, que será pescador de hombres, y que siga cercano a Él”.

El Evangelio muestra que “Pedro es generoso como es típico en los jóvenes” porque “deja todo y sigue a Jesús, no duda en seguir al Maestro por tres años”.

A pesar de su traición, pese a haber negado tres veces a su Señor, Pedro “rezará de rodillas ante Dios. Pedro reza y es capaz del don del martirio y con ello cumple su vocación”, concluyó el Arzobispo.

Al final de la Misa el Papa Francisco rezó la siguiente oración:

Padre Omnipotente,

que has iluminado al Apóstol Pedro,

para que te proclamara a ti Dios vivo y verdadero,

y a Cristo tu único hijo,

Tú que lo has unido a su Maestro en la gloriosa pasión,

confírmanos en tu verdad y tu amor

y danos, por su intercesión,

la victoria sobre el pecado y la verdadera libertad de espíritu.

Por Cristo nuestro Señor,

Amén.

Related posts

*

Top

Enjoy this blog? Please spread the word :)

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://radiopentecostesrd.com/padres-sinodales-peregrinan-a-san-pedro-y-hacen-la-profesion-de-fe-con-el-papa">
Twitter
YouTube