Papa Francisco concede libertad condicional a sacerdote condenado por Vatileaks

VATICANO, 21 Dic. 16 / 06:55 am (ACI).- Como un gesto de clemencia, el Papa Francisco ha concedido la libertad condicional al sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, que había sido condenado por la filtración conocida como “Vatileaks 2”

El sacerdote español, antiguo secretario de la Prefectura de Asuntos Económicos, fue condenado el pasado julio a 18 meses de prisión por haber filtrado documentos económicos reservados de la Santa Sede. Hasta ahora había cumplido once meses de su condena.

Este acto de clemencia del Papa Francisco con el sacerdote español le concede la  libertad condicional, lo que le permite abandonar la celda del Vaticano en la que se encontraba, pero no anula los siete meses restantes que le faltan.

Según apunta el diario español ABC, en caso de que infrinja las condiciones de esta libertad, algo que ya hizo cuando se encontraba a la espera de juicio, volvería a la celda de la Gendarmería Vaticana para cumplir el resto del tiempo que le queda.

De esta manera, el sacerdote cesa todos los vínculos laborales con la Santa Sede y pasa a integrarse en la diócesis de Astorga, León (España) a la que pertenece.

Dependerá, como todos los sacerdotes diocesanos de su Obispo, en este caso, Mons. Juan Antonio Menéndez Fernández y deberá dedicarse a las actividades que este le asigne. También se le requiere un comportamiento discreto.

Mons. Lucio Ángel Vallejo Balda fue detenido el 1 de noviembre de 2015 acusado de filtrar material clasificado de carácter económico de la Santa Sede, un proceso conocido como ‘Vatileaks 2’.

La mayoría de los documentos filtrados provenían de la Comisión Investigadora de los Organismos Económicos y Administrativos de la Santa Sede (COSEA), de la que el P. Vallejo Balda era secretario.

El proceso judicial terminó el pasado 7 de agosto con la sentencia de 18 meses de cárcel para el sacerdote y 10 meses de cárcel para la publicista italiana Francesca Chaouqui, también imputada en el caso de filtraciones.

Cuando ingresó en la celda de la Gendarmería Vaticana el 22 de agosto de 2015, el sacerdote ya había cumplido más de la mitad de la pena por una serie de medidas cautelares.

El P. Vallejo reconoció haber dado acceso a los datos financieros a varios periodistas, pero aseguró haberlo hecho bajo la presión de la publicista Chaouqui.

El Tribunal suspendió la pena a Chaouqui por su reciente maternidad.

Related posts

*

Top