Tag Archives: EL PECADO

El que no recoge conmigo, desparrama

El que no recoge conmigo, desparrama

Por: Salvador I. Reding Vidaña | Fuente: Catholic.net  Hay, lo sabemos, pecados activos y pasivos, es decir los pecados de acción y los de omisión. La mayoría de la gente que pretende ser buena porque “no le hace mal a nadie”, tampoco le hace mucho bien a alguien. ¡Cuidado con los pecados de omisión! Lamentablemente

Dolor de atrición, dolor de contrición

Por: P. Fernando Pascual | Fuente: Catholic.net El dolor ante los pecados que uno ha cometido puede ser de dos tipos: imperfecto o perfecto. El dolor imperfecto se llama dolor de atrición. El dolor perfecto se llama dolor de contrición. La explicación de los mismos fue elaborada a lo largo de los siglos y madurada

Nada sea ocasión de pecado

Meditación del Papa Benedicto XVI Es importante recordar que “el amor de los esposos exige, por su misma naturaleza, la unidad y la indisolubilidad de la comunidad de personas que abarca la vida entera de los esposos”. De hecho, Jesús dijo claramente: “Lo que Dios unió, no lo separe el hombre” y añadió: “Quien repudie

La Reconciliación

Los cristianos estamos llamados a la santidad; para ello hay que vivir en gracia de Dios; pero podemos perder la gracia bautismal por el pecado mortal, que mata la vida sobrenatural del alma y rompe la amistad y la comunión con Dios. El pecado, como explica el Papa Juan Pablo II, es unacto suicida, porque

El pecado, la culpa y el arrepentimiento

Por: Maleni Grider | Fuente: ACC – Agencia de Contenido Católico Hay pecados de omisión y pecados de comisión. Los primeros son aquellos en los que no hacemos lo que sabemos que debemos hacer, es decir, cuando no hacemos lo bueno, sabiendo que Dios quiere que lo hagamos. Un ejemplo claro de esto lo vemos

Zaqueo, hoy ha llegado la salvación a esta casa

Meditación del Papa Francisco Y Jesús se detuvo, no pasó de largo precipitadamente, lo miró sin prisa, lo miró con paz. Lo miró con ojos de misericordia; lo miró como nadie lo había mirado antes. Y esa mirada abrió su corazón, lo hizo libre, lo sanó, le dio una esperanza, una nueva vida como a

Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa

Por: Samuel Hurtado | Fuente: Catholic.net Meditación del Papa Francisco A través de los Sacramentos de la iniciación cristiana, el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía, el hombre recibe la vida nueva en Cristo. Ahora bien, todos lo sabemos, llevamos esta vida “en vasijas de barro”, todavía estamos sometidos a la tentación, al sufrimiento, a

Top