Tag Archives: Meditaciones diarias

No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos

No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos

Hoy nos impresiona la afirmación rotunda de Jesús: «No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial» (Mt 7,21). Por lo menos, esta afirmación nos pide responsabilidad en nuestra condición de cristianos, al mismo tiempo que sentimos la urgencia

Mi Padre ve lo secreto

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio Hoy, Jesús, me dices que el Padre mira lo secreto. ¡Dios me mira! El Todopoderoso, creador del universo entero, cuyo poder no puedo imaginar, me mira y sonríe. Es como si el jefe, de un trabajo muy importante, al llegar a casa por la noche entra

Una vida vivida en plenitud

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio Uno de los pensamientos que pueden surgir al escuchar o al leer la enseñanza que nos muestra Jesús en este Evangelio podría ser: “esto es demasiado”, pues son de las enseñanzas que es muy bonito escucharlas, pero no así ponerlas en práctica. Dicho primer pensamiento es

Dejad que los niños vengan a mí

Hoy, los niños son noticia. Más que nunca, los niños tienen mucho que decir, a pesar de que la palabra “niño” significa “el que no habla”. Lo vemos en los medios tecnológicos: ellos son capaces de ponerlos en marcha, de usarlos e, incluso, de enseñar a los adultos su correcta utilización. Ya decía un articulista

Estarán tristes, pero su tristeza se convertirá en alegría

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio Jesús sabe que no entendemos muchas cosas y que sufrimos por ello. No nos explicamos cómo puede existir la muerte, el sufrimiento, la traición, mientras existe un Dios bueno que se preocupa por nosotros. No todo parece tener sentido, y sin embargo, Dios nos promete que

Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio Esta frase puede ser una clara invitación a la valentía y al celo apostólico. Es característico del cristianismo no dejarse vencer por el temor, ni siquiera a la propia muerte, y predicar, anunciar, gritar por las calles la Buena Nueva de la salvación. El cristiano, el

Sólo Dios basta

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio ¡Nada te robe la paz! Nada te turbe, nada te espante, todo pasa ¡sólo Dios basta!, decía santa Teresa de Ávila. Ésta es la invitación más constante de Cristo resucitado, y también representa para nosotros la esperanza más grande que da sentido a nuestra vida, retornar

Top