500 sacerdotes británicos piden al Sínodo ser fiel a enseñanza sobre familia

LONDRES, 07 Abr. 15 / 04:36 am (ACI).- En un movimiento inusual, cerca de 500 sacerdotes británicos firmaron una carta abierta exhortando a los obispos que participarán en el Sínodo de la Familia a ser “claros y firmes” en la proclamación de las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio y la sexualidad.

La carta fue publicada el 24 de marzo por el Catholic Herald y ha causado revuelo en la Iglesia local y los blogs católicos.

Los sacerdotes, sintiendo la confusión que hay entre los fieles luego del Sínodo del año pasado, dijeron que desean “reafirmar nuestra fidelidad inquebrantable a las doctrinas tradicionales sobre el matrimonio y el verdadero significado de la sexualidad humana, fundadas en la Palabra de Dios y enseñadas por el Magisterio de la Iglesia por dos milenios”.

Como se recuerda, gran parte de la cobertura mediática del Sínodo estuvo dirigida a cuestiones morales como el divorcio y la homosexualidad.

Ante esto, los sacerdotes llamaron a los padres sinodales a permanecer firmes y reiterar las enseñanzas de la Iglesia a pesar de las presiones. Dos de los firmantes dijeron al Catholic Herald que “ha habido una cierta cantidad de presión para que no se firme la carta y de hecho un grado de intimidación por parte de clérigos de alto rango”.

Asimismo, al día siguiente de la publicación de la carta, el P. Alexander Lucie-Smith defendió en un blog del Catholic Herald la suscripción de la misiva.

Recordó que la última vez que sacerdotes británicos escribieron una carta abierta, fue para expresar su disenso de la encíclica Humanae Vitae, documento de Pablo VI sobre el control natal.

Sin embargo, esta nueva misiva no es de disenso, sino un completo respaldo a la enseñanza de la Iglesia.

“Cerca de 500 sacerdotes británicos (entre los cuales me encuentro), escriben en apoyo de la enseñanza tradicional de la Iglesia, en obediencia a los obispos que nos pidieron manifestar nuestros puntos de vista, y de hecho, en obediencia al Papa, quien pidió a la gente hablar libremente, de hecho con valentía”, recordó. “Eso es lo que significa la palabra ‘parresía’, de la cual el Papa es muy afectuosa”, señaló.

Sin embargo, en la Audiencia General del día siguiente, el Papa Francisco pidió por una renovada oración por el Sínodo y por no más “chismorreos”.

Ese mismo día el Cardenal inglés Vincent Nichols dijo en una declaración publicada en el Catholic Herald que los medios no eran el lugar de los sacerdotes para tener este debate. “La experiencia pastoral y la preocupación de todos los sacerdotes en estas materias de gran importancia son bienvenidas por los obispos. El Papa Francisco ha pedido un periodo de discernimiento espiritual”, indicó. “Este diálogo, entre un sacerdote y su obispo, no es mejor conducida a través de la prensa”, añadió.

Pero muchos firmantes que escribieron blogs apenas fue publicada la carta, dijeron que sienten que cumplieron con su deber como sacerdotes y que fue por razones pastorales y no políticas.

Damian Thompson, un editor asociado con las noticias británicas en el sitio web de The Spectator, sugirió que los esfuerzos del Cardenal Nichols para disuadir a los sacerdotes an associated editor with the British news site The Spectator, “será contraproducente”. También destacó el alto número de sacerdotes firmantes que no serían clasificados como conservadores, mucho menos como tradicionalistas.

El P. Lucie-Smith dijo que como teólogo moral y como pastor no dudó en firmar la carta que pide “que la doctrina y la práctica permanezcan firme e inseparablemente en armonía”.

Otro firmante, que pidió permanecer en el anonimato, dijo a Catholic Herald que el tema de la comunión para los divorciados vueltos a casar era un motivo de preocupación pastoral y fidelidad al Evangelio.

“La misericordia requiere amor y verdad. Hay mucho en juego. No todos los sacerdotes estarían cómodos expresándose en una carta abierta, pero estaría muy preocupado si hubiera sacerdotes en desacuerdo con las opiniones que contiene”, indicó.

La XIV Asamblea General Ordinaria tendrá lugar del 4 al 25 de octubre de 2015 sobre el tema «La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo». Las conclusiones serán usadas por el Papa Francisco para emitir su primera Exhortación Post-Sinodal que puede salir en 2016.

 

 

Related posts

*

Top