“Obedecer a Dios antes que a los hombres”: Rosario de Ferraz responde a prohibiciones del gobierno de España

El organizador del Rosario de Ferraz, José Andrés Calderón, aseguró que seguirán rezando a pesar de las prohibiciones de la Delegación del Gobierno de España en Madrid porque “hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”.

El Rosario de Ferraz es una convocatoria a rezar la oración mariana por la conversión de España y del mundo entero que se realiza desde el 12 de noviembre de 2023 en las escalinatas del Santuario del Inmaculado Corazón de María de Madrid cada tarde, desde las 19:30 a las 20:00 horas (hora local).

En entrevista con EWTN Noticias, Calderón respondió a la pregunta sobre por qué rezar a pesar de las prohibiciones y resaltó que “hay muchísimas razones pero la fundamental es que hay que obedecer a Dios antes que a los hombres. Sin lugar a dudas la oración es algo inherente a todo cristiano. Dios nos dijo que había que rezar, rezar y rezar; y también nos dijo que por defender su mensaje seríamos perseguidos”.

“Ante una ley o una orden manifiestamente injusta —como decía el Papa León XIII— un católico tiene que desobedecer porque primero está Dios y ninguna autoridad humana nos puede prohibir [rezar]”, precisó.

“Ante una prohibición tiránica un católico debe tener muy claro que solamente sirve a un Señor y entonces actuar sin miedo a nada ni a nadie”, subrayó el organizador del Rosario de Ferraz.

Tras recordar que ya son 235 días que se reza el Rosario de Ferraz de manera ininterrumpida, Calderón dijo que el gobierno ha intentado prohibirlo en tres ocasiones, alegando distintas razones como

El gobierno español lo ha intentado prohibir en tres ocasiones: del 27 al 30 de noviembre, el primer fin de semana de junio, y el 1 y 2 de julio. Actualmente no hay ninguna prohibición; pero el caso está en los tribunales. De hecho, la última decisión del Tribunal Superior de Madrid ordenaba la última prohibición y una multa, con lo que el monto total de estas sanciones asciende ahora a 5400 euros.

“Vivimos en un sistema con una inseguridad jurídica permanente”, lamentó Calderón y añadió: “Hay gente a la que no le gusta que recemos y están usando todos los mecanismos a su alcance. En ese sentido las multas buscan un objetivo muy claro que es hacer daño”.

Miles unidos en torno a la Virgen María

El organizador del Rosario de Ferraz resaltó también que, quienes rezan allí “tenemos el calor de la Virgen. Siempre decimos que la que nos capitanea, la que nos guía y la que hace que todo esto sea posible es la Virgen María, porque si no, no se explica que sean 235 días rezando seguidos en unas escaleras”.

Tras señalar miles se unen virtualmente, desde distintas partes del mundo, a rezar el Rosario de Ferraz, Calderón dijo que “no rezamos para derribar gobiernos, no rezamos contra nadie, nosotros rezamos en defensa de la fe, porque todos los que estamos ahí tenemos muy claro una cosa: la sociedad, el mundo ha dado la espalda a Dios, las sociedades se están construyendo sin tener a Dios y la Virgen María presentes”.

“Todos los católicos debemos estar unidos y tenemos que defender nuestra fe. ¿Si no lo hacemos ahora, cuándo lo vamos a hacer? Tenemos que estar unidos, porque no sólo están atacando al Rosario de Ferraz, sino a la cruz”, dijo el organizador del Rosario de Ferraz.

“Les molesta que recemos en defensa de nuestra fe”, aseguró.

Colaboró en este artículo Nathali Paredes, periodista de EWTN Noticias.

Related posts

Top