Uno de los retos para la Iglesia Católica este 2022 es llegar a los jóvenes, afirma obispo

El secretario general de la Conferencia Episcopal Polaca (CEP), Mons. Artur Mizinski, señaló que la formación y el cuidado pastoral de los jóvenes “es un reto para toda la Iglesia universal”, y afirmó que “es urgente buscar e introducir nuevas formas de llegar a los jóvenes con el mensaje del Evangelio”.

En una nota enviada por el Episcopado, el Prelado indicó que este es uno de los retos principales de la Iglesia en Polonia para este 2022, junto con la creación de condiciones “para una participación segura en la Misa” debido a la pandemia, “la organización de la ayuda a los necesitados y la respuesta a la llamada del Papa Francisco a recorrer el camino sinodal en las diócesis”.

Sobre el trabajo con los jóvenes, Mons. Mizinski dijo que “las comunidades y los movimientos católicos, que funcionan en la gran mayoría de las parroquias polacas, están al servicio de este objetivo. Intentaremos utilizar las nuevas tecnologías de la comunicación para estar cerca de la vida y los asuntos cotidianos de los jóvenes”.

Asimismo, el también Obispo Auxiliar de Lublin se refirió a la necesidad de promover la vida en el matrimonio y la familia, así como la vida sacerdotal y religiosa.

“Las consultas sinodales están en marcha en las diócesis polacas y continuarán en el nuevo año, hasta mediados de mayo. En respuesta a la llamada del Papa Francisco, queremos buscar respuestas y caminos para realizar las tareas relacionadas con estas cuestiones. En este proceso participan parroquias, representantes de movimientos y comunidades, y laicos. Este es nuestro compromiso con el Sínodo de los Obispos proclamado por el Santo Padre”, subrayó.

El secretario general del Episcopado polaco afirmó que en 2022 la Iglesia seguirá organizando la asistencia a los necesitados, adaptada a los desafíos contemporáneos. “Cáritas Polonia y las Cáritas diocesanas se dedican principalmente a estas actividades, pero también lo hacen las parroquias individuales, las congregaciones religiosas, las asociaciones y las comunidades”, indicó.

En ese sentido, recordó que en diciembre de 2021, el presidente de la CEP, Mons. Stanislaw Gądecki, emitió una declaración en nombre del Consejo Permanente en la que afirmó que la Iglesia en Polonia apoya el llamado del Papa Francisco a los países europeos para que permitan a las Iglesias locales “recibir a las personas que necesitan urgentemente la ayuda solidaria de la comunidad internacional”.

Mons. Mizinski añadió que la Iglesia en Polonia está dispuesta a ayudar a todos los que expresen la voluntad de establecerse en este país, respetando las posibilidades legales existentes y de acuerdo con la normativa estatal vigente en materia de migración.

Acontecimientos del 2021

Mons. Mizinski afirmó que los acontecimientos centrales del año 2021 en la Iglesia en Polonia fueron las beatificaciones del Cardenal Stefan Wyszyński, de la Madre Rosa Czacka y de Don Jan Macha.

“Agradecemos al Santo Padre Francisco por estas nuevas beatificaciones. Las ceremonias de beatificación que tuvieron lugar en septiembre en Varsovia y en noviembre en Katowice fueron una oportunidad para recordar y promover, especialmente entre los jóvenes, el testimonio de sus vidas”, dijo Mons. Mizinski. También destacó la visita ad limina y los encuentros de los obispos polacos con el Pontífice y los representantes de varios dicasterios.

También recordó que en el 2021 estuvieron vigentes las restricciones sanitarias relacionadas con la pandemia, lo que obligó a realizar ajustes en la organización de la vida litúrgica en las parroquias.

Señaló que “la pandemia también será un reto en el nuevo año. Es importante crear las condiciones para una participación segura en la Misa, en la formación espiritual de los pequeños grupos y en la vida comunitaria. La observancia de las normas sanitarias es una expresión de la preocupación mutua y del amor evangélico al prójimo”.

Related posts

Top